Presente en todo el mundo

PAUSAS ACTIVAS EN EL TRABAJO

En la actualidad, en las empresas los colaboradores tienen largas jornadas laborales frente a la computadora, las pausas activas se han convertido en una herramienta esencial para mejorar la productividad y el bienestar de los trabajadores. Estas breves interrupciones programadas en la rutina laboral ofrecen una serie de beneficios que van mucho más allá de simplemente estirar las piernas.

En Multitest contamos con un modulo que te permite cargar tus propios cuestionarios para identificar algún malestar en tus colaboradores.

¿Qué son las pausas activas?

Son una estrategia efectiva para mejorar la calidad de vida en el trabajo. No solo contribuyen a la salud física y mental de los empleados, sino que también tienen un impacto positivo en la productividad.

Se refiere a momentos breves, que va de 5 a 10 minutos, en los que los empleados dejan de trabajar en sus tareas habituales para realizar ejercicios físicos suaves o estiramientos. Estas pausas pueden llevarse a cabo en la silla de trabajo, junto al escritorio o en áreas designadas para ello. El objetivo es mejorar la circulación sanguínea, reducir la fatiga y aumentar la concentración.

Aquí te dejamos algunos tipos de pausas activas que puedes implementar en tu trabajo:

  • Pausa activa de flexibilidad
  • Pausa activa de activación muscular
  • Pausa activa lúdica
  • Pausa activa de movilidad articular

¿Cuáles son los beneficios?

  • Mayor productividad: Estudios han demostrado que las pausas activas pueden aumentar la concentración y la productividad. Después de una breve pausa, los empleados tienden a retomar sus tareas con mayor energía y enfoque.
  • Reducción del estrés: Las pausas activas ayudan a aliviar la tensión acumulada durante la jornada laboral. Los ejercicios de relajación y respiración contribuyen a disminuir los niveles de estrés.
  • Mejora de la salud física: Realizar estiramientos y movimientos suaves durante las pausas activas ayuda a prevenir problemas musculares y posturales, como el dolor de espalda y el síndrome del túnel carpiano.
  • Fomento del trabajo en equipo: Realizar pausas activas en grupo puede fortalecer las relaciones entre compañeros de trabajo, promoviendo un ambiente laboral más positivo.

¿Cómo implementarlas en tu trabajo?

  1. Programación regular: Establecer momentos específicos para las pausas activas a lo largo del día.
  2. Variedad de ejercicios: Ofrecer una serie de ejercicios que se adapten a las necesidades y preferencias de los empleados.
  3. Promoción y concienciación: Informar a los empleados sobre los beneficios de las pausas activas y fomentar su participación activa.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *